Filosofía IB: Sobre la Libertad-Stuart Mill. ¿En qué medida son la libertad y la utilidad conceptos fundamentalmente en conflicto?

¿En qué medida son la libertad y la utilidad conceptos fundamentalmente en conflicto?

Libertad y utilidad son conceptos independientes pero a su vez íntimamente relacionados entre sí. Esto es un hecho, ya que la libertad de cada individuo se ve limitada por el resto de individuos; como consecuencia según la filosofía utilitarista, esto se debe a que cuando nuestros actos influyen en el resto de seres, estos ya se pueden ver condicionados por ellos. En su obra “Sobre la Libertad”, Stuart Mill defiende el principio de daño, es decir, la capacidad de acción de un ser humano en tanto en cuando no provoque un daños o perjudique a otros. De esta forma se nos plantea el problema de la libertad ya que entramos en una situación, que al vernos rodeados por multitudes de individuos, cada acto que realicemos, tendrá una consecuencias sobre el resto. Teniendo como resultados que la sociedad nos critique y hasta llegue a tener potestad suficiente para determinar la libertad que cada individuo debe tener.

Supongamos la siguiente situación, un individuo con plenas capacidades mentales y lógico-deductivas, decide recibir daño sobre sí mismo. Está haciendo uso de su libertad individual y se está perjudicando de forma consciente. Sin embargo, el propio perjuicio, también puede tener consecuencia pese a influir de forma directa en el individuo. Es en ese momento cuando nos debemos preguntar, ¿qué papel tiene la sociedad o el Estado en este suceso?, ¿tiene potestad un gobierno despótico para garantizar la máxima felicidad de la población? El problema, no lo encontramos en la solución que la sociedad ejecute ante esta situación, sino en la definición de LIBERTAD DE EXPRESIÓN, esto es una condición necesaria para el progreso del hombre y como consecuencia no podemos silenciar una opinión, o en este caso, evitar un prejuicio propio.

Aquí encontramos el verdadero conflicto de la situación, ¿qué debe prevalecer, la libertad individual o la felicidad mayor de los utilitaristas? Desde el punto de vista de Stuart Mill, el hombre no es capaz de juzgar las opiniones del resto y afirmar que son verdaderas o falsas; a su vez, tampoco tiene potestad suficiente para oprimirlas por sí mismo. Pese a parecer un realidad falsa, el hombre necesita la corroboración de esa misma situación por el resto de individuos. En caso contrario, el suceso no podría haberse supuesto por verdadero y no se podría juzgar. Todo este proceso no es ni mucho menos cuestionables ya que, como la historia ha demostrado y las distintas revoluciones han ratificado, en ocasiones, las opiniones más inverosímiles y minoritarias son las que en el fututo se consideran verdaderas.

Volviendo al tema principal, el utilitarismo, también presente en la filosofía de Stuart Mill, defiende la postura del bien común y a un mayor número de personas. Por ello, se podría justificar la reducción de las libertades individuales en pro de una mejor y más feliz sociedad. Por lo tanto, nuestra libertad de expresión se verá oprimida, pero ¿hasta qué punto? El hombre debe ser capaz de encontrar el equilibrio entre libertad y utilidad para que así, el conflicto entre estos dos conceptos, aunque se mantenga presente, esté en una posición justa tanto para el individuo como para la sociedad.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s