Ejemplo Prueba 1 Filosofía IB: Fundamentos de la Epistemología

Evalúe la afirmación de que la medida en que cualquier grupo puede ejercer el poder en el mundo está determinada por su acceso al conocimiento.

“Saber es poder”, esta frase es comúnmente relacionada con el filósofo británico Francis Bacon, sin embargo, estas mismas tres palabras han sido puestas en boca de muchos de los grandes filósofos de distintos lugares y épocas. Actualmente, los países poderosos son a su vez los que más conocimientos tienen; los más sabios se mantienen cerca del poder. Esta relación de mutua cordialidad ha sido estudiad por numerosos filósofos, pero en este escrito se evaluará la afirmación de que la medida en que cualquier grupo puede ejercer el poder en el mundo está determinada por su acceso al conocimiento basándose en las ideas de Michel Foucault y Nietzsche principalmente, dos filósofos de la Edad Contemporánea.

Foucault fue un estudios de los mecanismos del poder y la insurrección de los saberes, no contra los métodos o conceptos de una materia, sino una insurrección contra los efectos del poder centralizadores que están ligados al discurso científico y a su difusión en escuelas o en toda la sociedad. En este sentido, critica que quien tiene el poder, impone su saber, y por tanto solo aquel que defienda y promueva dicha saber podría alcanzarlo, porque en caso contrario su discurso no será determinado como verdadero. Foucault, para explicar más a fondo este hecho estudia la “historia de las ideas”, que muestra cómo el saber científico se difunde por medio de los discursos científicos y políticos. Son a su vez, estos mismo discursos del poder claros ejemplos de como a lo largo de la historia el poder somete al conocimiento manteniendo el orden de lo conocido y por el momento, aceptable por el poderoso.

Este círculo vicioso en el que el saber conduce al poder, ya que otorga la potestad de determinar los juicios verdaderos y los falsos, limita a su vez el acceso al saber. Solo aquel individuo que supera un filtro o un adoctrinamiento, tal y como puede ser la escuela, podrá acceder y circular libremente por el conocimiento. Por tanto, solo aquel que se somete al poder va a alcanzar un saber y como consecuencia, cuando llegue al poder impondrá su saber, que legitimará el ejercicio de dicho poder, cerrando el círculo.

Sin embargo, Foucault también demuestra que el conocimiento humano va aumentando y detallándose, así como somos capaces de darnos cuenta de los grandes logros, también apreciamos los errores. Es aquí donde se entromete el concepto de episteme para Foucault, quien considera que ara cada época cultural existe un código y unas configuraciones que adopta el saber independientes que muestran tanto lo que es considerado como válido como lo que no. Es esta episteme lo que nos permite relacionarlo con el poder, observando los “retornos del saber”, según Foucault, construidos por conocimientos que en su época fueron desechados y en etapas futuras son reconocidos. Estos conocedores del saber, pese a tener acceso al conocimiento y contribuir a aumentar el de la humanidad, no adquirieron ningún reconocimiento y por tanto ningún poder ni lo que ello conlleva.

Por otro lado, el concepto de “poder en el mundo” es un concepto ambiguo y abierto a la libre interpretación. Podemos entender poder como aquello que te permite tener control de una situación, materia o incluso sociedad. Sin embargo, acogiendo un pista más abstracto y filosófico podríamos entender el poder como la capacidad de ser un “espíritu libre” o concebir la existencia como un continuo experimento donde la vida pueda alcanzar formas elevadas. Un individuo tiene poder cuando se opone a la decadencia y se rebela contra lo establecido siendo capaz de darle un mayor sentido a su existencia.

Si hablamos de este tipo de poder, entones no necesitamos acceso a un gran conocimiento sino tan solo a la reflexión y al superhombre de Nietzsche. El superhombre es moralmente superior al hombre ya que se crea a sí mismo y es e dueño de su vida,, además tiene voluntad de poder que se entiende como energía total, devenir, perspectiva, voluntad de vivir porque todo se repite eternamente. Para llegar a este estado de poder donde el hombre es un espíritu libre, este debe pasar tres fases. En primer lugar, el hombre es camello, tiene que soportar y obedecer ciegamente la moral de los esclavos, que procede de mundos trascendentales. Posteriormente, se convierte en león, donde se levante contra dicha moral y quiere ser libre. Finalmente, se convierte en niño, donde, desde la pureza, inocencia y despreocupación representa al superhombre.

Llegados a este punto, el individuo no necesita más conocimientos, ha soportado y combatido los yugos de la sociedad alcanzando un estado de sabiduría donde tiene pleno poder sobre sí mismo.

En conclusión, conocimiento y poder están intimamente relacionados y sin a existencia de uno, tampoco existiría el otro. Actualmente el conocimiento es una de las mejores herramientas para alcanzar el poder, y si le es negado a alguien, este tendría dificultades para apoderarse de algo. Sin embargo, la reflexión y rebelión también nos permiten alcanzar un estado de poder inigualable sobre nosotros mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s