¡Exclusiva! Renos zombis con ántrax de la Segunda Guerra Mundial provocan muertos en Siberia

No, no es una broma, realmente ha muerto gente por la aparición de estos cérvidos en la tundra Siberiana. Es más, el gobernador de esta región Dmitry Kobylkin tuvo que declarar el estado de emergencia para proteger a la población y evitar el contagio en humanos. La noticia es de Septiembre de este año y por increíble que parezca ha ocurrido. En la península de Yamal, junto al océano Ártico al norte de Siberia Occidental, descubrimos que por culpa del cambio climático y el aumento de las temperaturas, se han descongelado los cadáveres de algunos renos contagiados con ántrax de la Segunda Guerra Mundial. Más de 2.000 renos han muerto por culpa de la infección de la bacteria Bacillus anthracis que ha conseguido permanecer en sus cuerpos durante 75 años, aguardando que las temperaturas aumentaran.

En 1941, en plena Segunda Guerra Mundial se produjo una de las últimas y mayores infecciones de esta bacteria en Siberia. Esta enfermedad suele afectar principalmente a animales rumiantes y de granja, que pueden llegar a alimentarse de plantas contaminadas con estas esporas. A su vez, en la mayoría de los casos, estas misma plantas son contaminadas por unas pequeñas moscas que transportan a las bacterias desde los cadáveres de sus víctimas hasta los vegetales. En esta fecha, los ganaderos para solucionar la enfermedad enterraron los cadáveres de los renos, pero debido al permafrost (capa de suelo helado) que les impedían excavar grandes profundidades, los  restos se quedaban congelados cerca de la superficie.

Este año, como consecuencia de las altas temperaturas por el cambio climático a provocado que estos cuerpos se deshielen, provocando que las esporas de ántrax puedan esparcirse por toda la población. Actualmente existen más de 100 heridos por esta enfermedad y se contabiliza la muerte de un niño de 12 años como consecuencia de comer carne o beber agua contaminada. Sin embargo, las autoridades rusas ya han controlado la situación y han comenzado a vacunar a los 40.000 renos que tenían grandes posibilidades de haber contraído esta enfermedad. Además se está quemando los cuerpos contagiados para evitar que esta bacteria que soporta los 140 ºC vuelva a causar problemas.

Irónicamente, en 2011 se avisó que existía la posibilidad de que más de 200 fosas comunes con altas probabilidades de contener cadáveres con ántrax en la zona Siberiana. Hemos retado al planeta con nuestros contaminantes destruyendo nuestro propio ecosistema. Sin embargo, todo el daño que le estamos produciendo se volverá en nuestra contra. Quizás estemos en el comienzo de una batalla que no podemos ganar contra la madre naturaleza si no hacemos nada para evitarlo. Quién pensaría que las primeras represalias vendrían a manos de unos renos zombis con ántrax…

“Renos zombis con ántrax de la Segunda Guerra Mundial representan el inicio de la guerra contra el cambio climático”

Rocket101ib 03/11/16

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s